Lesiones: Cómo prevenir y tratar los esguinces

Se produce cuando hay un estiramiento y/o desgarro de los ligamentos que rodean la articulación del tobillo. Generalmente sucede cuando el pie fuerza una posición o movimiento al que no está acostumbrado.

Los principales síntomas de un esguince de tobillo son:  dolor, sensibilidad e inflamación que por lo general aparecen los minutos posteriores a la caída o la torcedura.

Cuando “pisamos mal” el peso corporal cae sobre los pies en una posición invertida hacia adentro o hacia afuera. Ésto suele suceder cuando se realiza actividad física como correr y saltar sobre terrenos irregulares o con el calzado inadecuado.

Este tipo de lesión se clasifica en:

Esguinces Leves:el ligamento se tensa o se estira demasiado.

Esguinces Moderados:el ligamento está parcialmente desgarrado

Esguinces Graves:un desgarro completo. Significa que el ligamento ya no puede controlar la articulación del tobillo.

¿Cómo tratarlo?:

Consultar inmediatamente con un traumatólogo y chequear con una radiografía para confirmar la lesión.

Para un alivio inmediato comenzar con reposo y hielo. Es importante elevar el pie (por encima de la cadera a la altura del corazón) lesionado y mantenerlo inmóvil.El primer paso es reducir la hinchazón.

La mayoría de los esguinces se curan sin complicaciones, aunque el riesgo a que se repita la torcedura aumenta debido a que los ligamentos quedan más débiles y menos flexibles.

Se recomiendan alrededor de diez días de reposo en caso de un esguince leve, pero el movimiento completo de la articulación lleva más tiempo.Para volver a entrenar se aconseja esperar entre 15 y 20 días.

Consejos para prevenir la lesión:

  • Antes y después del ejercicio, estirar todos los músculos.
  • Fortalecer los tobillos.
  • Usar las zapatillas adecuadas para el tipo de pisada específica de cada atleta.
  • No dejar de hacer ejercicio. Las personas sedentarias tienen más probabilidades de sufrir un esguince que aquellos con músculos fuertes y ejercitados.
  • Usar zapatos estables y caminar sobre superficies regulares.
  • Atarse bien los cordones.
  • Evitar suelas de plataforma y tacos altos. Los zapatos abiertos y las sandalias son una mala opción para aquellos que tratan de evitar este tipo de lesiones.
  • Una dieta sana ayuda a mantener los músculos fuertes.

Fuente

Anuncios

Tu opinion nos satiscafe :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s