¿Qué máquina de cardio en el gimnasio quema más colorías?

Muchas personas son las que preguntan a los monitores o entrenadores personales de los gimnasios al entrar, que cuál es la máquina que quema más calorías de entre las que se disponen en un centro de esta índole en el apartado de aparatos de cardio. Es una cuestión complicada de resolver, ya que también depende de la persona que la utilice y de su forma de hacerlo. Pero haciendo estimaciones con una misma persona, algunos estudios han concluido lo siguiente.

Imagen con las máquinas de cardio más usadas

Son muchos, quizás la mayoría, los que acuden al gimnasio con una meta puesta en mente, perder peso, quemar grasa, calorías, deshacerse de esos kilos o centímetros de más ganados en las festividades navideñas o ‘semanasanteras’. Pues bien, hoy estamos aquí para indicaros las cinco máquinas de cualquier centro deportivo en sobre las que podremos conseguir nuestro objetivo a corto o largo plazo, según cómo nos lo tomemos en nuestro entrenamiento semanal. Además, nos ayudarán a que los hidratos de carbono que consumamos tras el ejercicio no se conviertan en grasa almacenada.

Como ya podemos imaginar, cuanto mayor es nuestro esfuerzo, la quema de calorías se dará con suma facilidad. Las máquinas de la zona de ejercicio cardiovascular pueden regular la intensidad o dureza con la que nos movemos sobre ellas, esto dependerá siempre de cada persona. Siempre es recomendable entrenar un par de semanas con intensidad medio-baja para adaptarse a la máquina. Además del objetivo en sí de la pérdida de peso y grasa, conseguiremos con este tipo de máquinas aumentar nuestra resistencia cardiovascular, sin incrementar el tamaño de nuestras piernas, pero sí endureciéndolas.

MÁQUINA DE CARDIO KCAL. POR HORA
Bici Estática 500-900
Cinta 450-650
Step 350-550
Elíptica 300-600
Remo 350-700

Bici estática (o lo que nunca está libre)

Esta máquina tiene un leve impacto en nuestras articulaciones, no requiere de una gran técnica para subirse a ella y cogerle el tranquillo. Sólo realizaremos un movimiento de pedaleo en forma cíclica. Lo más determinante para estar más cómo es la postura de la espalda, que debe estar siempre recta para no dañárnosla. El sillín tendremos que ajustarlo bien para que las rodillas puedan extenderse hasta unos 175º, no llegando evidentemente a estirarse por completo. Es un ejercicio aeróbico en el que mucha gente se aburre con frecuencia y facilidad, pero si conocemos los programas preinstalados de la máquina podremos variar el tipo de intensidades cada día.

Usuarios en bicis estáticas

Cinta para correr (o lo que está siempre lleno de mujeres mayores)

Esta máquina es un clásico de los gimnasios. No hay centro deportivo en el que no encontremos una de estas. Sobre ellas podremos simular muchos momentos reales de una carrera: sprints y subidas-bajadas de cuestas. Todo ello gracias a sus programas instalados por los que podremos ir moviéndonos a nuestro antojo antes, durante y después de su uso. El impacto que produce en nuestras articulaciones, principalmente en las rodillas, es alto, por ello puede ser la que más riesgo conlleva para esta zona. Sin embargo en los mejores centros podremos encontrar algunas con amortiguación regulable para no hacer sufrir tanto en cada pisada a las rodillas.

Hombre y mujer corriendo en cinta

Step (o escalón del demonio)

No nos referimos al escalón de las clases colectivas, sino a una máquina de cardio en sí, con sus programas y todo. El Step es una máquina a modo de escalón que, con la fuerza de nuestros gemelos, iremos bajando y subiendo. La intensidad también será ajustable y nos podrá costar más o menos realizar ejercicio con el Step. La pega que le veo a esta máquina es que en cuestión de minutos tanto los gemelos como el sóleo acabarán fatigados y el trabajo se centra principalmente en estos dos músculos. Es recomendable sólo para corredores experimentados que quieren pronunciar mejor el gesto de la carrera.

Escalón o step

Elíptica (o eso que hay entre la cinta y las bicis)

Es una máquina cuyo nombre no es sabido por muchos, pero que es usada a la par por el mismo número de hombres que de mujeres. En un principio sólo se veían mujeres sobre ella, pero poco a poco los hombres entraron al trapo, dadas las propiedades de la misma. Se llama así porque el movimiento que realizamos sobre ella es una elipse. Ten cuidado si tus rodillas están algo fastidiadas, ya que el impacto sobre ellas es alto. Requiere tener mucha experiencia para trabajar sobre ella sin riesgo alguno. Es de las pocas máquinas de cardio en la que trabajamos tanto el tren inferior como el superior al mismo tiempo. Es recomendable que mantengamos el abdomen contraído en todo momento, ayudará en su tonificación.

Tres jóvenes en elípticas

Remo (o eso que no utiliza ni el Tato)

Si pudiera elegir la mejor sería el remo. ¿Por qué? En ella se trabajan ambos trenes corporales. Con el tren inferior nos impulsamos hacia atrás sobre el raíl del aparato, y con el tren superior tiramos de la pala o palanca hacia nosotros. Algunos remos contienen programas y mini juegos para entretener más y mejor a sus ocupantes, pudiendo quemar las mismas calorías, si se trabaja con intensidad, que en una cinta o una bicicleta estática en menos tiempo. El agarre debe ser firme y fuerte, y la pala la traeremos hacia la cadera, pudiendo, los más expertos y entrenados, llevarla a un lado y a otro cual pala de verdad se tratase. La espalda debe estar lo más recta posible y el pecho hacia delante.

Grupo de jóvenes en remo

Fuente

Anuncios

Tu opinion nos satiscafe :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s